El masaje infantil se ha practicado durante siglos en las culturas orientales, pero en el mundo occidental no se introdujo  hasta que Vimala McClure regresó a los Estados Unidos en la década de 1970, después de trabajar en un pequeño orfanato en la India.

 

En la foto Vimala Mcclure

En la foto Vimala Mcclure

Combinar los antiguos métodos indios con el  masaje sueco, las técnicas de acupresión, reflexología y yoga, son los métodos que McClure resume en su libro, Infant Massage: A Handbook for Loving Parents, y son las bases del masaje infantil que ella desarrolló,  una mezcla de energía saliente y entrante de disminución de tensión y estimulación.

Durante generaciones, madres de todo el mundo han sabido que su contacto y movimientos amorosos ayudan a sosegar, calmar y comunicar su amor a sus bebés. La ciencia ha demostrado ahora que el masaje puede hacer todo eso y más.

El masaje infantil tiene beneficios psicológicos y físicos, tanto para los bebés como para los padres.

“En mi corazón y mente, está, es una antigua enseñanza de la cual fui afortunada al poder unir una forma que es particularmente beneficiosa en la manera como los padres occidentales lo hacen,” dice McClure.

 

masaje

 

 

La Asociación Internacional de Masaje Infantil (IAIM) fue fundada por Vimala McClure en 1976 para ayudar a los padres y cuidadores a introducir la cura y la alegría del arte del masaje en la vida de los bebés. Hoy en día hay cientos de instructores  de la IAIM trabajando con los padres y cuidadores en más de 40 países alrededor del mundo trayendo el programa de Vimala a la vida de muchas familias. Dentro de la IAIM se integra la AEMI, Asociación Española de Masaje Infantil, con sede en Suecia, de la cual forman parte actualmente 48 países.

 

foto 2 masaje infantil