En muchas de las clases de yoga mencionamos los chakras:  chakra del corazón, chakra de la garganta, chakra del centro de la frente….pero ¿qué son los chakras? una explicación sencilla del concepto sería la siguiente:

La palabra chakra proviene del sanscrito (lengua clásica de la India) y significa “rueda”, “círculo”, “disco”; los chakras son 7 centros de energía donde se condensa, circula y se transforma la energía vital o prana, están situados a lo largo del cuerpo, recorriendo el eje de la columna vertebral desde el sacro hasta la parte más alta del cráneo, los 7 chakras principales, ya que en los textos más antiguos se mencionan hasta 80.000 chakras (chakras secundarios).

 

 

 

Los chakras están dotados de una función vital, muy importante para el cuerpo, la mente y el espíritu, representando cada uno, un estado particular de conciencia, y están relacionados con los principales plexos nerviosos del cuerpo físico.

Se representan por flores de lotos con una determinada cantidad de pétalos, y están en relación con sonidos sánscritos. Se los asocia con un color, una deidad, un elemento y un mantra específico.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las agujas de un reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se llama chi o prana ). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llega, así enfermedades del cuerpo físico pueden bloquear los chakras que correspondan al órgano enfermo y viceversa.

 

 

Haz click en la imagen para ver más grande


Para ayudar a desbloquear los chakras y dejar que la energía fluya libremente cuando alguno de ellos se cierra es necesario trabajar a nivel físico y a nivel mental. Una buena alimentación, una actitud positiva ante la vida, practicar deporte, la práctica de yoga y de tai chi, pueden ayudarnos a trabajar y favorecer el flujo de energía;  en concreto en yoga todas las asanas que correspondan a flexiones, torsiones y extensiones de columna están encaminadas a liberar los canales energéticos de bloqueos y aumentar su capacidad.

La respiración (pranayama), la meditación, la relajación, la reflexología podal, el reiki, nos podrán servir como instrumentos naturales para requilibrar los chakras.

 

 

Almudena, profesora de Hatha Yoga de Universo Yoga Salamanca.