“Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento“ Hipócrates

 

El yoga contempla la alimentación como uno de los pilares fundamentales de la salud junto con la respiración, el ejercicio, el descanso y el pensamiento positivo.

 

Los alimentos que comemos y el ambiente en el que vivimos determinan nuestra calidad de vida por lo que es importante poner especial atención y cuidado a los productos que consumimos, su origen, su forma de producción, su elaboración, su composición, etc.

Los alimentos que consumimos en poco tiempo formarán parte de nuestro cuerpo físico y emocional, influyendo en nuestra conducta, en nuestros pensamientos, en nuestros actos, de ahí la famosa frase de Hipócrates “Somos lo que comemos”.

Desde el yoga se recomienda una alimentación lo más saludable y natural posible, consumiendo a diario alimentos frescos,  verduras, cereales integrales, frutas y productos de temporada, de hecho se suele relacionar el yoga con el vegetarianismo, aunque esto no tiene porqué ser así, sí es verdad que el yoga crea una conciencia mayor sobre los alimentos que se consumen buscando una dieta lo más equilibrada, natural y sana posible en la que se incluyan todos los nutrientes necesarios y además suponga un compromiso  con el medio ambiente (respeto por la naturaleza, buenas practicas agrarias con el uso de agricultura y ganadería ecológica, permacultura, respeto por los seres vivos….), con los pequeños productores y comercios, cooperativas, grupos de consumo,  productos artesanos, productos de comercio justo, un compromiso en general con el mundo y con la salud, ya que los alimentos pueden mejorar nuestra salud o todo lo contrario; pueden hacerte sentir feliz y lleno de energía y que esa felicidad y energía se transmita a todos los que te rodean.

 

 

 

La práctica de yoga, la respiración y la meditación, unidas a  una alimentación sana están encaminadas a equilibrar, mejorar y armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu.

 

B.K.S. Iyengar (Maestro de Yoga) en una entrevista en la que le preguntaron sobre la relación que tiene la alimentación con el yoga respondió: “La comida es el constructor de la mente. Yo tomo realmente lo mínimo. No soy un fanático de la comida, como tampoco lo soy del yoga, aunque sí un practicante disciplinado. Mi yoga está hecho para el hombre común. Mi consejo es que os dejéis guiar por el propio cuerpo. Si al poner la comida en la mesa la boca se os llena de saliva, la alimentación es correcta. Lo que crea la enfermedad es comer cuando vuestra lengua no segrega saliva”

iyengar

 

Preocuparse por la alimentación es preocuparse por la salud.

¡Comer mejor, para vivir mejor! ¡Buen provecho y buena práctica!

 

Bibliografia consultada:

-Instituto Yoga Kai de Argentina

-Sivananda Yoga Europe

-Entrevista a B.K.S Iyengar revista MUY Interesante